domingo, 22 de abril de 2012

EL OLOR SEGÚN LA MTC


En los 5 elementos, el olor empieza por la nariz – REINO MUTANTE DEL METAL – el metal es la regeneración de todos los procesos. 
La historia del símbolo de la medicina, la serpiente en la barra enrollada: Hipócrates desarrolló mucho la aromaterapia, surge esta historia de un amigo de Apolo  que deseaba encontrar la flor con el aroma perfecto, la encontró en el mar, dejo la flor en la orilla y se fue a dar un baño. Paso por allí una serpiente que se sintió muy atraída por el aroma de la flor y se la comió, quedando impregnada de ella. Y para borrar su acción se dice que mudó la piel y se alejó.  De allí que se dice que el aroma de la flor regenera.  Este es el origen del símbolo, la serpiente enrollada a la vara – que es una flor –.

Nos relacionamos por el olfato, nariz y esto evoca el recuerdo, mucho más de lo que creemos o somos conscientes.  La vista ha cogido mucha fuerza, nos dejamos llevar mucho por lo que vemos, pero quien no nos engaña es el OLFATO, nos da la referencia ese aroma de quienes somos, si el olor y el aroma de cada uno nos identifica. 
Lo estamos perdiendo con tanto olor sintético que utilizamos: en el coche, en la casa con los ambientadores, las cremas de cuerpo, etc., etc.  Nos desidentificamos, porque damos una información falsa que no es nuestra, que es química, superficial.
El olor del bebé, la información que le da es de ternura, delicadeza.. como un olor te puede llevar a viajar a través del tiempo con una claridad alucinante.

Contaba el Dr. Padilla que una de las teorías de la desaparición de los dinosaurios, eran vegetarianos, comían grandes cantidades de plantas poniéndolas en peligro. Para prevenir al planeta de esta extinción, prepararon un aroma que les produjera repelar las plantas y así fue, dejaron de comer y desaparecieron.
Todos tenemos experiencias sobre las relaciones con otras personas, que el olor nos repele o nos une y no sabemos dar una respuesta lógica a este acto, es una respuesta interior, de emoción.

Cada órgano despide un olor:
El Metal es el cárneo
El Agua es el pútrido
La Madera es el ácido
El Fuego es el quemado
La Tierra es el perfumado

Es muy importante recuperar el olfato y desarrollarlo, impregnarlo de olores naturales y no químicos.
Los que trabajan en consulta, el olor es muy importante, te da mucha pista sobre la patología de ese ser. Hay que oler al paciente para identificar cual es el órgano afectado.
¿Qué habría pasado en el cuento-relato anterior, que habría pasado si la bruja retiraba los olores? Los animales, todo lo que se mueve en el planeta lo hace a través del olfato, surgiría el caos, los animales, los vegetales, los humanos, si no olemos no identificamos momentos, situaciones, o la atracción sexual, todo es por el OLOR.  Ha habido como un acople del olor.

Los meridianos que le corresponden al METAL son el Pulmón y el Intestino Grueso. El canal principal del I.G. nace en el dedo y sube hasta llegar a la zona de encima del labio, en el punto del I.G. que se llama LA RECEPCION DEL PERFUME, es el punto que deberíamos desarrollar – presiono y suelto – para recuperar el aroma natural.
Es como esa serpiente que tiene que separar lo turbio de lo claro, depurar, para poder recibir ese aroma.  La recepción del olfato tiene el ideograma como un sello que se parte por la mitad y da a entender que ese perfume cuando encuentra la otra mitad se completa. 

Dicen que el ser humano es capaz de identificar como 10,000 olores.
A veces queremos ser solidarios con los demás y la única forma de hacerlo es a través del aroma. En la escuela lo hacen a través del Qi Qung del aroma. Me ofrezco y me ofrendo.  Este soy yo, este es mi aroma y se que mi olor hace falta a otro para recuperar esa otra mitad y ser uno.  Si estamos aquí como plantas medicinales es un gran aspecto de la salud, rescatar el aroma de cada uno, esto no quita a todo el juego amoroso de los aceites, destilarlo, y desarrollar el perfume de cada uno y nos identifiquemos.
Hay que recuperar la importancia que tiene el aroma de cada uno, su significado a todo el cuerpo energético, de su salud, que nos centremos en esto, la vivencia de todo el día, elegir la planta, según la fecha de nacimiento, que actuemos como alquimistas y encontremos nuestro olor.
Desde que el hombre está en este planeta, nos acompaña el OLOR, andamos entre perfumes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario