lunes, 17 de octubre de 2011

LOS NOMBRES Y LA CLASIFICACIÓN DE LAS PLANTAS

EL NOMBRE COMÚN

El nombre común, vulgar, popular o vernáculo de las plantas es el nombre con el que popularmente se conoce una especie o variedad de planta. No todas las plantas tienen nombre común  puesto que sólo se han nombrado aquellas que han tenido un uso. Tienen siempre un significado y su origen refleja la historia de los pueblos. Así, el nombre de la carrasca es el que le dieron a este árbol los íberos; el orégano o el árnica procede de los griegos, de los latinos procede el nombre de la ortiga, la rosa, el baladre o el espliego;  los árabes nombraron la alhucema, la aceituna, el arrayan;  los germanos la belesa; de los catalanes vienen el nombre de la pebrella y de los aztecas el del tomate o  el cacahuete.
El nombre común de las plantas puede haberse originado:      
  • Por el uso de la planta: rompepiedras, cebolla almorranera, pasto burrero, cardo borriquero, adormidera, hierba de los bataneros…
  • Por el hábitat: Té de rio, té de roca…
  • Por las características propias de la planta: lechiterna, asperón, amarguilla, hiel de la tierra, paloduz…
  • Por similitudes: boca de dragón, oreja de liebre, mocopavo, gordolobo…

Se habla también en el lenguaje popular de plantas macho, como por ejemplo el romero macho, el tomillo macho, el abrótano macho, etc pero no se trata del sexo masculino de dichas plantas sino que se emplea para nombrar a plantas parecidas pero sin utilidad conocida.
También se habla de plantas “bordes” que son el correspondiente silvestre de plantas cultivadas.

La utilización del nombre común presenta varios inconvenientes:
  • No todas las plantas lo tienen.
  • Presentan sinonimias y homonimias. Se emplean nombres diferentes para la misma planta o al contrario, plantas diferentes reciben el mismo nombre.
  • Son diferentes en cada lengua

EL NOMBRE CIENTÍFICO

En el siglo XSVIII, un científico sueco, Carlos Linneo, propuso un sistema de nombrar a los seres vivos que fuera universal y único, este sistema se le conoce como nomenclatura binomial o nombre científico y se suele formular en latín y, en menor medida, en griego, que eran las lenguas cultas del momento.
Este nombre científico está formado por dos palabras, la primera para el género y la segunda para la especie. Quercus rotundifolia, quercus suber, quercus coccifera. Quercus es un árbol que da bellotas como fruto y la especie será lo que distinga el roble, la encina o la coscoja.
Frecuentemente, tras el nombre científico encontramos una abreviatura que corresponde al botánico que primero bautizó esa especie, la más usual es L. (Linneo).
LA CLASIFICACIÓN DE LAS PLANTAS
Sistema jerárquico (Taxonomía):


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada